¿Por qué utilizar una silla infantil de seguridad en el coche ? | Casualplay

¿Por qué utilizar una silla infantil de seguridad en el coche ?

Viajando en coche y ante un accidente es imprescindible el empleo de un sistema de retención infantil adaptado a las características de cada niño. Aunque alguien pueda pensar que podría mantener un bebé entre sus brazos en caso de accidente, rotundamente le sería imposible sujetarlo pues un bebé de 9 Kg en un impacto frontal a 70 Km/h podría salir proyectado a una fuerza de unos 360 Kg. Por otra parte, a pesar de que niños y adultos tienen la misma probabilidad de sufrir un accidente cuando viajan en coche, las consecuencias para los más pequeños suelen ser más graves si no van correctamente asegurados, ya que al pesar menos y ser más pequeños pueden salir más fácilmente despedidos y golpearse con partes rígidas del vehículo o incluso salir proyectados fuera del mismo. Otra de las razones por la que son necesarios los sistemas de seguridad específicos para niños son las características morfológicas propias de los niños, a parte de las diferencias obvias de peso y altura existen otras como la proporción entre cabeza y el resto del cuerpo, en el caso de un bebé esta proporción es enorme,  ya que la cabeza supone una cuarta parte del cuerpo si se compara con la octava parte del cuerpo de un adulto.



Igualmente los huesos y músculos de un bebé son diferentes. Los huesos de un bebé son muy blandos, más esponjosos y porosos que los de un adulto, por ejemplo el cráneo es flexible y sus huesos no están aún soldados, también los músculos son cuarenta veces menos resistentes que los de un adulto. Es por ello que los bebés no deben viajar instalados en el sentido de la marcha y deben hacerlo en el sentido contrario a la marcha o transversal a la marcha hasta que pesen al menos 9 Kg, pues en caso de accidente frontal los daños sufridos en el cuello serían muy graves si viajasen en el sentido de la marcha. Más adelante, según el niño va creciendo, el cinturón de seguridad sólo tampoco es apropiado ya que el cinturón no se adapta correctamente a su cuerpo ni le protege adecuadamente. Por lo tanto, hasta que el niño no alcance al menos una altura de 135 cm (siendo recomendable 150 cm) debe emplearse una sillita de seguridad en el coche, que disponga de un sistema de retención integrado ya sea arnés de 5 puntos o barrera de seguridad hasta que el niño pese al menos 15 Kg, y que permita la correcta adaptación del cinturón de seguridad cuando el niño pese entre 15 y 36 Kg. Además en una sillita de auto los niños siempre viajarán más confortables y felices que en los asientos de coche pensados para adultos. Bibliografía consultada: MORRIS, Desmond. 'Baby'. Libros Cúpula, Barcelona, 2008 y 'Créixer feliç'. Edicions 62, Barcelona, 2008.

Por Javier Castillo, Ingeniero de Producto.

 

Entradas recientes

Asamblea Aesvi
5 Marzo 2018
Blog Casualplay

DGT y AESVI presentan el Decálogo de Seguridad Vial Infantil

¡Ponte en forma con tu bebé!
16 Enero 2018
Blog Casualplay

¡Ponte en forma con tu bebé!

El primer paseo con el bebé. Consejos para salir con el recién nacido.
2 Noviembre 2017
Blog Casualplay

El primer paseo del bebé. Consejos para salir con el recién nacido

Cuándo pasar del capazo a la silla de paseo.
20 Octubre 2017
Blog Casualplay

Cuándo pasar al bebé del capazo a la silla de paseo