Emociones y embarazo | Casualplay

Emociones y embarazo

El embarazo y la maternidad es un cambio sustancial de circunstancias que afecta a nuestro cuerpo, (pesadez, hinchazón, cansancio…) emociones y relaciones (¿Se acabaron nuestras cenas románticas? ¿Seguiré siéndole atractiva? ¿Qué voy a hacer con la “pesada” de mi suegra cuando llegue el bebé?).

photo from Growing Wildly

Sobretodo, experimentamos muchos y rápidos cambios emocionales; irritabilidad, inseguridad, culpabilidad, miedo, agobio y… ¡Mucha alegría, ilusión y esperanza al mismo tiempo! ¿Cómo se gestiona todo esto? ¡Qué horror! La emoción es una experiencia única. La vivimos cada uno de una manera distinta. Las expresamos con palabras pero el lenguaje no traduce con exactitud las emociones. Hay muchas más emociones, matices y mezclas que palabras. Sin embargo, podemos mejorar nuestra competencia a la hora de hablar de nuestras emociones y explicar como nos sentimos. Esto nos puede ayudar mucho a relacionarnos mejor con los demás y a no distorsionar nuestras conversaciones, ahorrándonos muchos problemas interpersonales con discusiones inútiles e improductivas. No es fácil hacerlo y si lo es dejarse arrastrar por el torrente emocional. Casi todos caemos pero podemos trabajar en ello. Por eso, es conveniente identificar las emociones, reconocerlas y procesarlas adecuadamente. Nos ofrecen una información muy valiosa para conocernos. Son imprescindibles para tomar decisiones…pero ¿Queremos que tomen las decisiones por nosotros? Cuando tenemos una emoción la asociamos inmediatamente con pensamientos y juicios. Esto hace que se compliquen las cosas. Muchas veces tomamos los juicios e interpretaciones que hacemos como hechos ciertos e indiscutibles y no nos preocupamos en averiguar si somos capaces de encontrar otros hechos que podrían llevarnos a una interpretación distinta y, muchas veces, con un resultado más armonioso para todos. Otras veces nos dejamos llevar por juicios prematuros que no están bien fundamentados provocando resentimiento y malestar.

photo from Growing Wildly

Imaginemos la siguiente situación. Mi pareja ha olvidado que hoy tenía visita en el médico y no me ha llamado para preguntar como ha ido. Esto es un hecho. Y también lo es que, siempre que su trabajo se lo ha permitido, me ha acompañado gustosamente a la consulta. No obstante, hoy he tenido mucho trabajo, estoy especialmente sensible y me ha provocado un gran disgusto. Si me hago el siguiente discurso interno: “Claro! pasa de todo. Solo se interesa por sus cosas y el trabajo. Es una persona fría que no se interesa por mí…..” Me voy a disgustar todavía más (quizás sería más saludable preguntarme “¿Siempre y en todo momento pasa de mi y no me presta atención?”). Además, si me he repetido mentalmente aquellas palabras una y otra vez, fácilmente lo recibiré diciendo: “Eres un insensible, me haces sentirme fatal…” (a veces es irresistible culpabilizar a los demás de nuestro estado de ánimo ¿No es cierto?). Es decir, le doy la bienvenida con un juicio sobre su persona que inmediatamente le coloca a la defensiva y desde donde difícilmente aceptará disculparse por el olvido. ¡Qué ironía! Buscábamos cariño y atención, y hemos conseguido todo lo contrario: “¡Para que te enteres, estaba en una reunión y el móvil se ha quedado sin batería. Era lo primero que iba a hacer. Desde que estás embarazada no te aguantas ni tu!”. Seguramente, es más positivo para todos hacernos responsables de lo que pensamos y sentimos en lugar de limitarnos a reaccionar siempre al comportamiento de los demás. Podríamos probar con otro recibimiento: “¿Sabías que hoy tenía visita con el ginecólogo? (le doy espacio para que se explique y disculpe). Me he sentido triste al ver que no preguntabas. Necesito sentirme respaldada y por eso me encanta que me preguntes como ha ido la visita”. Cuando el otro no se siente atacado o juzgado y tú expresas tu emoción y necesidad insatisfecha es mucho más fácil que se disculpe y atienda a tu petición/necesidad. Mª Ángeles Jové Coach

Entradas recientes

Asamblea Aesvi
5 Marzo 2018
Blog Casualplay

DGT y AESVI presentan el Decálogo de Seguridad Vial Infantil

¡Ponte en forma con tu bebé!
16 Enero 2018
Blog Casualplay

¡Ponte en forma con tu bebé!

El primer paseo con el bebé. Consejos para salir con el recién nacido.
2 Noviembre 2017
Blog Casualplay

El primer paseo del bebé. Consejos para salir con el recién nacido

Cuándo pasar del capazo a la silla de paseo.
20 Octubre 2017
Blog Casualplay

Cuándo pasar al bebé del capazo a la silla de paseo