Dar ejemplo | Casualplay
Close

Suscríbete a nuestra newsletter

Podrás participar en sorteos y concuros, recibirás ofertas exclusivas y consejos para el cuidado de tus hijos

Link Newsletter

Dar ejemplo

9 Mayo 2014

No cabe duda de que como padres queremos que nuestros hijos aprendan a disfrutar de la vida y sepan encontrar el lado bueno de las cosas para que sean capaces de ser felices. Honestamente es lo que buscamos todos. Sin embargo, en muchas ocasiones, no hacemos el esfuerzo de poner el foco de nuestra atención en lo positivo de las situaciones a las que nos enfrentamos y caemos de la mano de la improductiva pero fácil actitud quejicosa.

 

“Es tan deprimente….no saldremos adelante”.

“Es como si a nosotros las cosas nunca nos pueden salir bien”

“¿Cómo voy a poder disfrutar de la vida con todos los problemas que tengo?”

“La vida es difícil y una caja de sorpresas desagradables”.

“¿Cómo voy a estar tranquilo con todos los problemas que me dais?”

 

Imagínate que asistes a una conferencia sobre los efectos perjudiciales del tabaquismo y el conferenciante quien te ha estado hablando, mejor “sermoneando” dos horas sobre los daños que produce el tabaco y la necesidad de seguir unos hábitos saludables, encadena un cigarrillo tras otro. “Absurdo, incoherente y cínico” pensarás.  Pues la misma lógica se aplica en la enseñanza de actitudes sobre la vida. ¡Debes ser un referente viviente para tus hijos! Sinceramente, ¿Te están funcionando los sermones en casa? Urge reconocer que lo que realmente importa es que seas un ejemplo coherente de vida.

 

Cualquier situación tiene un lado positivo y otro negativo. Nosotros decidimos y dirigimos nuestra atención hacia uno u otro. De nuestra voluntad depende que pongamos el foco en lo malo, lo negativo, los defectos, los inconvenientes, lo que no funciona, lo que va mal, en los defectos, en la crítica no constructiva… o bien hagamos lo contrario resaltando y enfocándonos en lo bueno, lo positivo, las oportunidades, los aprendizajes, lo que sí funciona,  lo que está bien... ¿En que lado queremos permanecer? ¿Desde dónde queremos influir a nuestros hijos para que aprendan a ser personas felices, capaces de disfrutar de la vida?

 

Esta tarea empieza con un trabajo personal que cambie nuestro lenguaje. Como padres hemos de ser especialmente cuidadosos de no hacer comentarios como aquellos delante de nuestros niños. Son niños pero no están sordos ni ciegos.

 

El lenguaje no es inocente y es reflejo de nuestros pensamientos. Es cierto que nacemos con un determinado perfil emocional, es decir, con una tendencia a pensar y actuar como personas optimistas o pesimistas. Sin embargo, podemos modificar nuestras formas habituales de estar siendo y utilizar un lenguaje más coherente con los valores que queremos transmitir a nuestros hijos.

 

“Ha sido una contrariedad y la vamos a superar juntos”.

“¿Podemos encontrar algo positivo de todo esto?”.

“¿Qué podemos aprender de lo que está sucediendo entre nosotros?”.

“La vida es hermosa y está llena de oportunidades”.

 

Es indudable el impacto nocivo que tendrá en nuestros niños mostrar incoherencia entre lo que “predicamos” y lo que “practicamos” y, además, no hay mejor antídoto y respuesta para la actitud negativa de un niño que un ejemplo positivo. No hay mejor feedback para un niño desanimado que un padre motivado, para un niño enfadado que unos padres calmados y para un adolescente con prejuicios que unos padres tolerantes. Así que ¡Manos a la obra!

 

M Ángeles Jové

Coaching para padres

 

photo from Growing wildly

Añadir nuevo comentario

Entradas recientes

Asamblea Aesvi
5 Marzo 2018
Blog Casualplay

DGT y AESVI presentan el Decálogo de Seguridad Vial Infantil

¡Ponte en forma con tu bebé!
16 Enero 2018
Blog Casualplay

¡Ponte en forma con tu bebé!

El primer paseo con el bebé. Consejos para salir con el recién nacido.
2 Noviembre 2017
Blog Casualplay

El primer paseo del bebé. Consejos para salir con el recién nacido

Cuándo pasar del capazo a la silla de paseo.
20 Octubre 2017
Blog Casualplay

Cuándo pasar al bebé del capazo a la silla de paseo